EL ACOMPAÑANTE EN ONCOLOGÍA

24/06/2019

O el verdadero significado de las palabras

Como escritora y también como psicóloga soy una loca del verdadero significado de las palabras. Creo que cuando no lo tenemos en cuenta, hablamos por hablar sin conocer realmente la profundidad de lo que estamos diciendo. Por eso hoy voy a dedicar mi artículo a dos palabras maravillosas que representan a dos roles o funciones fundamentales a lo largo de un proceso oncológico: cuidar y acompañar.

Mucho se ha hablado del rol del cuidador, aquel que cuida de nuestras necesidades cuando no nos podemos hacer cargo nosotros mismos. Es decir, el que nos prepara la comida, o nos ayuda a vestirnos y movernos si esa es la necesidad en que nos encontramos. Sin embargo, es importante recordar que cuidar procede del latín cogitare que significa pensar; pero pensar en acción. Algo así como: protegiendo a alguien con atención y esmero. Para ello no siempre es necesario hacer algo. A veces cuidar es acoger a la persona que sufre, o participar de sus silencios, o sostener el espacio para que se desahogue. Sin hacer nada, ni siquiera expresar nuestras opiniones o querer consolar, o hacer promesas como ya verás como todo esto pasa, o te vas a poner mejor… promesas que no podemos cumplir porque no dependen de nosotros. Ojalá sea así. Pero no será consecuencia de nuestras promesas.

 

En cuanto a la palabra acompañar significa comer del mismo pan. Qué bonito, ¿verdad? Ser compañeros de aquel que tiene una enfermedad, y en nuestro caso una enfermedad tan compleja por la duración de sus tratamientos y los síntomas que provoca junto a las múltiples pruebas y visitas médicas. Significa participar del momento en que se encuentra nuestra persona querida. Y, aunque no sea objeto de nuestro artículo, participar tiene la misma raíz que anticipar, percibir o asumir con el otro. Una vez más no hablamos solo de acompañar a las distintas visitas médicas, sino de hacerlo en el más amplio sentido de la palabra: en las emociones, en los pensamientos y en su significado.

 

Se puede cuidar y acompañar al mismo tiempo, o pueden ser roles realizados por distintas personas. Se habla mucho del rol profesional del cuidador puesto que en tantas ocasiones requiere de conocimientos técnicos específicos y de una dedicación completa al enfermo. Sin embargo, todos hemos vivido la experiencia de médicos, enfermeros o auxiliares que han realizado su labor de cuidarnos con fría profesionalidad y de aquellos que han sabido a la vez, acompañarnos en la tarea que estaban realizando. Los primeros hicieron lo que tenían que hacer; los segundos estuvieron con nosotros y añadieron a su tarea el ingrediente principal: su humanidad y la nuestra.

 

Sea como fuere, tanto para cuidarnos, como para acompañarnos, idealmente necesitamos sentir que a quien lo haga, le importamos. Y quien lo hace, necesita saber que nos dejamos ayudar. Y es que tan importante como saber ayudar es dejarse ayudar. No siempre es fácil puesto que el cáncer puede derivar en una pérdida de autonomía importante, pero precisamente por eso, es esencial que no agravemos nuestra situación y nos permitamos emplear todos los recursos que se ponen a nuestra disposición.

 

Así pues, una cualidad fundamental en las personas que ostentan roles en este contexto: cuidador, acompañante y enfermo, es la comunicación. Es fundamental que el enfermo comunique activamente lo que necesite en cada momento: soledad o compañía, hablar o silencio, comer, ir al baño, o descansar. Así cuidadores y acompañantes sabrán la mejor forma de ayudar sin tener que hacer uso de la bola de cristal. Pero el enfermo está enfermo, por eso necesita ayuda. Cuidador y acompañante tienen más recursos para ponerse en el lugar del enfermo y respetar en todo momento sus decisiones, su comportamiento y sus sentimientos. No quiere decir que siempre sean correctos, pero siempre serán suyos.

 

 

Artículo publicado en la revista Espacio Humano

 

 

Olga Albaladejo Juárez

Psicooncóloga y Coach

Salmah, Centro oncológico integrativo y participativo.

¡Compártelo!

Volver

Para más información

Suscríbete a nuestras newsletter y estarás al día de toda nuestra actividad

Suscríbete a nuestras newsletter y estarás al día de toda nuestra actividad